Un inversor chino sigue la elección presidencial de EE. UU. a través de su smartphone en una sociedad de valores en Beijing el 9 de noviembre. (WANG ZHAO/AFP/Getty Images)

Inmediatamente después de que Donald Trump se convirtiera en presidente electo, el respaldo del yuan chino cayó a 6,80 yuan por dólar, el precio más bajo desde 2010.

La reacción del mercado no fue inesperada, teniendo en cuenta que Trump y sus asesores vienen desde hace tiempo acusando a China de ser un comerciante injusto y de manipular las divisas. También juraron que impondrían aranceles sobre los productos chinos si China no juega limpio en el comercio.

Peter Navarro, asesor de Trump, dice que China tiene una ventaja injusta porque sigue estándares más bajos de higiene y seguridad y utiliza trabajo esclavo para mantener competitivos los costos laborales.

“Si aprendimos algo de la Organización Mundial del Comercio y NAFTA, es que tienes que introducir normas rigurosas para la protección de la salud y seguridad de los trabajadores”, dijo, mencionando también los subsidios de China a las exportaciones y la manipulación de divisas.

Según Navarro, si China no detiene estas prácticas, Estados Unidos impondrá aranceles compensatorios a los productos chinos. Estos aranceles resultarían en menos exportaciones a los Estados Unidos y por lo tanto menos demanda de la moneda china.

“Cuando Donald Trump habla de aranceles, ese no es el fin del juego. El objetivo es utilizar los aranceles como una herramienta de negociación para que deje de hacer trampa. Pero si las trampas no paran, impondremos aranceles defensivos”, dijo.

¿Qué puede hacer Trump?

Victor Sperandeo, presidente y director ejecutivo de Alpha Financial Technologies LLC, piensa que Estados Unidos debería limitar el comercio hasta un cierto punto, lo que “dañará a China más que a Estados Unidos. Si compramos U$ S 500.000 millones, tienen que comprar U$ S 500.000 millones”, dijo en un email. Estados Unidos adquiere el 20 por ciento de las exportaciones de China, equivalente a U$ S 483.000 millones en 2015.

Otros comentaristas piensan que la administración de Trump no será capaz de implementar políticas proteccionistas muy duras en lo absoluto, porque el Congreso Republicano tradicionalmente pro-comercio, también tendría que consentirlas.

“Grandes aumentos de aranceles sobre las importaciones chinas son bastante improbables. En vez de ello, el enfoque será el robo de propiedad intelectual estadounidense –algo que la mayor parte de la gente de cualquier partido podría estar de acuerdo en que es un serio problema”, dijo Mark DeWeaver, autor de “Espíritus Animales con Característica Chinas”.

 

El comercio de China se ha estado desacelerando, pero el superávit comercial con Estados Unidos sigue siendo alto. (Capital Economics)

El comercio de China se ha estado desacelerando, pero el superávit comercial con Estados Unidos sigue siendo alto. (Capital Economics)

Jim Nolt, profesor de relaciones internacionales de la Universidad de Nueva York, dijo que incluso si la administración de Trump puede lograr que se aprueben sanciones draconianas, China tomaría represalias de forma selectiva.

“China puede actuar estratégicamente apuntando a sanciones contra los exportadores de EE.UU. ubicados en estados o distritos parlamentarios de poderosos republicanos en el Congreso”, dijo.

China también podría molestar a las compañías estadounidenses que operan en el país, como lo hizo en el pasado, con el anti-monopolio y otras investigaciones.

Dados estos complicados detalles, la administración de Trump tendrá que hacer algunos buenos tratos con China para que funcione su política de comercio.

[insert page=’noticias-internacionales-hoy-trump-ford’ display=’template-relacionadas.php’]

Depreciación involuntaria

Mientras que los subsidios a las exportaciones, los talleres clandestinos, y la falta de estándares ambientales son comunes en China, especialmente en industrias como el acero y la energía solar, el asunto de la manipulación de la moneda ya no es tan claro como lo era hace 10 años.

Hasta 2005, China sujetó su moneda al dólar a una tasa de 8,27 yuan a pesar de enormes exportaciones e ingreso de capitales que podrían haber garantizado una tasa más alta de intercambio. China mantuvo la tasa estable al comprar valores del Tesoro a U$ S 4 billones, creando así una demanda artificial de dólares.

Luego de recibir presión de Estados Unidos, China dejó que el yuan aumente a un pico de 6,05 yuan el dólar a principios de 2014. No obstante, desde entonces la tasa no ha estado en manos de China en realidad.

Problemas económicos sistemáticos y la creación de un crédito bancario de U$ S 35 billones, así como la campaña anticorrupción de Xi Jinping, llevaron masiva salida de capitales, cuyo estimativo ronda entre U$ S 1,2 y U$ S 1,5 billones desde comienzos de 2014. Esta salida de capitales era más alta que el superávit comercial y presionaba hacia abajo la moneda china.

 

La salida de capitales se aceleró nuevamente en otoño. (IIF)

La salida de capitales se aceleró nuevamente en otoño. (IIF)

Pero en vez de aprovechar esta oportunidad para que la moneda se deslice y cree una ventaja para los exportadores, China vendió U$ S 1 billón de sus reservas de moneda extranjera para mantener el yuan relativamente estable, y de este modo dar una falsa impresión de estabilidad. Así que China ha estado manipulando su moneda más bien hacia arriba, y no hacia abajo, por al menos los últimos dos años.

Este tipo de manipulación continuó luego de las elecciones de Estados Unidos, mientras que los bonos del Tesoro se vendieron en masa. Los precios cayeron y los intereses aumentaron de una manera altamente correlativa con el aumento del dólar en relación al yuan.

Tal vez los chinos quieren esperar y ver qué propone Trump antes de soltar la moneda completamente. ¿O les gustaría mostrar su poder y decir al presidente electo que pueden mover los mercados del Tesoro a su antojo?

“No esperes que China baje los precios de los bonos del Tesoro. Esa es una noción ampliamente errada. El dólar es la única moneda lo suficientemente grande como para mantener reservas chinas”, dijo Christopher Whalen, director de investigación en la Agencia Kroll Bond Rating en Nueva York.

La entrada Trump y China: ¿Qué es lo que realmente puede hacer el presidente electo? aparece primero en Últimas noticias Internacionales en español, noticias de China.

Internacionales – Últimas noticias Internacionales en español, noticias de China

Leave a Reply

Your email address will not be published.