Poco a poco las voces de los barcelonistas más ilustres se están haciendo oír. Hoy ha sido la de Hristo Stoichkov, leyenda viva y miembro del Dream Team, el que ha salido en defensa del equipo y de Luis Enrique. El búlgaro, que asistió a la inauguración de un Cruyff Court en Martorell, se ha sumado a las palabras de Gerard Piqué.

«Veo la situación del equipo muy bien. Tenía que llegar un resultado como el de París y punto. A mí también me tocó vivir algo así cuando era jugador con la final de Atenas», explicó Stoichkov. El ex delantero fue rotundo: «No se pueden decir las cosas que estoy leyendo y escuchando, acusando a Luis Enrique porque no están jugando de la mejor manera. No puedes juzgar por un partido a un equipo que lo ha ganado todo. No se puede hablar de fin de ciclo. Hay mucha malicia y se buscan cosas que no son reales. A este equipo no se le puede pedir más. Han ganado los títulos que ningún otro equipo del mundo podía soñar ganar».

Los pitos del Camp Nou hacia Luis Enrique y algunos jugadores durante el partido ante el Leganés también fueron abordados por la estrella: «Cuando el Camp Nou pita a un entrenador o a un jugador es porque el aficionado quiere que ganemos. Cuando la afición pita no quiere decir que no estén con el equipo. Es un momento puntual». En este sentido, reiteró su confianza hacia Luis Enrique porque «le conozco, sé de su carácter ganador y sé que está sufriendo con la situación que hay ahora en el equipo». El búlgaro lanzó un dardo la prensa con una pregunta a los informadores: «¿No podríais apoyar a Luis Enrique vosotros con todo lo que ha hecho? Ahí se demuestra la malicia que hay. Con lo que ha ganado, habría que darle una palmadita en la espalda. La malicia para criticar al Barça viene de muchos sitios y muchos están pagados para decir esas malicias». A pesar de su defensa, se abstuvo de recomendar la renovación del técnico: «Respeto la decisión de Luis Enrique y a la directiva, que es la que tiene que decidir. No me meto en esto. Si Luis Enrique decide renovar, será bienvenido. Y si no, habrá que aplaudirle por todo lo que ha ganado en estos tres años».

Llegados a este punto se mostró optimista, aunque a la vez prudente, sobre als opciones del Barcelona de remontar la eliminatoria ante el PSG. «Es difícil pero no imposible. Depende también del partido de este domingo, de cómo jueguen, de que ganen. Si llegan goles en los primeros minutos o se van al descanso con 2-0, se puede pensar en la remontada». Hristo se remontó a su etapa como futbolista para justificar la decisión de Messi de no celebrar so gol de penalti ante el Leganés: «Yo, cuando era jugador, también había veces que no celebraba los goles. No pasa nada». Y bromeó sobre la continuidad del argentino: «Messi está renovado desde hace seis meses».

Stoichkov se despidió con un mensaje claro y lleno de optimismo: «Esto no es una crisis, fue sólo un partido. Estoy convencido que este equipo va a reaccionar. Los más jóvenes no recuerdan aquella derrota por cinco a cero en Santander. Estábamos Romario, Laudrup, yo y toda la tropa. Y después ganamos 14 partidos seguidos. Por un partido no pasa nada. Este equipo ha ganado títulos que ningún otro equipo del mundo podría soñar».

El búlgaro había oficiado como cara visible en la inauguración del Cruyff Court, un pequeño campo de fútbol de uso libre para fomentar el deporte entre niños y jóvenes. En un proyecto conjunto de la Fundación Cruyff, la Obra Social ‘la Caixa’ y la Fundación del Barcelona, se trata de inculcar valores como la responsabilidad, la superación personal, la integración, el juego en equipo y la educación en hábitos saludables para evitar el sedentarismo y prevenir la obesidad infantil. Este Cruyff Court, al que también asistieron la viudad y las hijas de Johan Cruyff y el vicepresidente primero del Barcelona, Jordi Cardoner, se une al que inauguró Busquets en Badía del Vallés, Xavi en Terrassa y Carles Puyol en la Pobla de Segur.
Deportes

Leave a Reply

Your email address will not be published.