Carlos Sainz, piloto de Toro Rosso en el Mundial de Fórmula 1, ha afirmado este lunes que, como a todo el mundo, le gustaría pilotar para la escudería de Mercedes, subrayando ve como «opción real» fichar por la escudería alemana, pero no para la próxima temporada, porque está centrado en hacer un buen 2017 con su equipo.

«¿A quién no le apetecería estar en Mercedes? Lo veo una opción real, pero no para 2017 porque estoy con Toro Rosso. El objetivo es mejorar respecto con esta temporada y dar en 2018 un gran paso yendo a un equipo de marca, pero todo esto pasa por hacer un buen año», dijo Sainz en un acto promocional en el que participó junto al piloto de MotoGP Álex Rins.

Además, manifestó que ahora le toca «recargar pilas» después de un año «tan duro» y que tiene que «espabilar» porque en la próxima temporada habrá coches «mucho más duros y rápidos». No obstante, explicó que hasta que no lleguen al primer test, o incluso a la primera carrera, será muy difícil saber en qué situación está el filial de Red Bull. «Lo único que pido es que, al menos, el motor no sea un quebradero de cabeza», recalcó.

«Me apetece mucho conducir los nuevos coches porque creo que irán tres o cuatro segundos más rápidos por vuelta, la Fórmula 1 se va a convertir en una súper Fórmula 1, que es lo que necesita», añadió.

Para el madrileño, el momento más emotivo de 2016 fue el GP de España, ya que según él fue el más completo. «”Conseguí adelantar a los Ferrari y encima después de todo lo que pasó —el ascenso de Max Verstappen a Red Bull—… Iba con una sonrisa dentro del casco», remarcó.

Finalmente, comentó que él no se retiraría después de conseguir un Mundial como ha hecho el alemán
Nico Rosberg
porque le gusta mucho lo que hace y siempre quiere ganar, pero reconoció que hay que tener «un par» para salir y explicar que no estás preparado para intentar mantener el título.
Deportes

Leave a Reply

Your email address will not be published.