Este viernes la Asamblea Constituyente decidió asumir los poderes legislativos del Congreso, de mayoría opositora.

Un nuevo golpe del chavismo a la oposición se ejecutó este viernes en Venezuela. La Asamblea Nacional Constituyente (ANC), integrada únicamente por oficialistas, decidió por unanimidad arrogarse las competencias para legislar del Parlamento, controlado por una contundente mayoría opositora.

La decisión se tomó luego de que la directiva del Parlamento venezolano no acudiera a la reunión a la que había sido convocada por la ANC. La negativa de no asistir se debe a que los opositores tildan de ilegítima a esta institución. La interrogante de ahora, es qué sucederá en Venezuela, luego de este autogolpe.

Congresistas en la calle. Ahora que los asambleístas tomarán las funciones de los senadores y diputados, estos ya no tienen ningún poder político.

“Los parlamentarios irán a su casa. Les ocurrió lo mismo que a la fiscal Luisa Ortega”, explicó el internacionalista y profesor de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), Luis Popa, a RPP Noticias. “En la práctica, se ha hecho lo mismo que hizo Fujimori en los noventa”.

“La amenaza de Donald Trump de intervenir Venezuela militarmente le ha dado más fuerza a Nicolás Maduro. Los países que rechazan la Constituyente, también rechazaron lo dicho por Estados Unidos”, comentó el internacionalista Luis Popa.
Rechazo mundial. Es posible que en las últimas horas haya más sanciones internacionales contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

Por el momento, la Cancillería del Perú emitió un comunicado en nombre de los 12 países firmantes de la Declaración de Lima, en el que rechaza la usurpación de las competencias funcionales del Parlamento venezolano.

Seguirán las protestas. Debido a los poderes ilimitados que posee la Asamblea Nacional Constituyente, es probable que continúen más actos que limiten el accionar político de la oposición en Venezuela. Esto provocará más protestas que podrían aumentar la cifra de muertos que hay a causa de enfrentamientos entre manifestantes y la Guardia Nacional Bolivariana, las cuáles van dejando un saldo de más de 120 muertos.

“Habrá más represión, pues incluso la constituyente ha puesto una medida en la que todo aspirante a una gobernación será excluido del proceso electoral, si ha tenido alguna participación en protestas violentistas”, explicó Popa.

Fuente: RPP

Internacional – GacetaUcayalina