Tribu Sioux se enfrenta a policía para oponerse a la construcción de un oleoducto en tierras que los Sioux reconocen como suyas. Foto Twitter: @kiwenasa

Luego que el presidente Donald Trump firmara este martes cinco nuevas órdenes ejecutivas relacionadas con los oleoductos Keystone XL, y el de Dakota Access, para su construcción y aceleración de los procesos de aprobación, las respuestas de quienes se oponen a estos proyectos no se han  hecho esperar.

El Senador Bernie Sanders escribió en Twitter, que Trump antepuso las ganancias a corto plazo de la industria de los combustibles fósiles por delante el futuro de nuestro planeta.

Para la Tribu Sioux del Standing Rock, en cuyas tierras se pretende construir la tubería del oleoducto del Dakota, la orden ejecutiva viola las leyes y tratados tribales, según una declaración de la Tribu Sioux del Standing Rock.

(Dave Archambault II, presidente de la tribu de Sioux de Standing Rock)

Desde la óptica del presidente Trump, quien había anunciado este lunes que en su primera semana como presidente se enfocaría en los temas de empleo y seguridad, las órdenes ejecutivas firmadas  sobre los oleoductos, van dirigidas a crear empleo y favorecer al país.

“Vamos a poner muchos trabajadores acereros de regreso a trabajar como lo hacíamos en los viejos tiempos”, dijo Trump a los periodistas mientras firmaba las órdenes en la Casa Blanca.

Según establece una de las ordenes, “el mandatario firmó una que condiciona la construcción de oleoductos exclusivamente con tuberías de acero hechas en Estados Unidos”.

Además, según Trump, otras dos órdenes firmadas reducen el “largo, complicado y horrible proceso” de su construcción, y ordenan acelerar las revisiones medioambientales que a menudo retrasan las construcciones.

No obstante el propio presidente acotó que se van a “renegociar algunos de los términos (del acuerdo)”, dijo Trump refiriéndose al oleoducto de Keystone.

Este oleoducto Keystone XL, tiene 1,897 km de largo, y su objetivo de transportar petróleo desde la región canadiense de Alberta hasta el territorio estadounidense de Nebraska.

Enfocado en el tema del empleo, Trump aseguró que el oleoducto creará 28.000 puestos de trabajo, grandes empleos en la construcción”, según la BBC.

[insert page=’informacion-pagada-en-el-diario-de-wall-street-lleva-propaganda-china-que-ataca-a-shen-yun’ display=’template-relacionadas.php’]

En la web del proyecto de Keystone se puede leer que es un proyecto de infraestructura crítica para la seguridad energética de Estados Unidos y para el fortalecimiento de la economía estadounidense.

“Creará miles de trabajos de construcción bien pagados y generaría decenas de millones de dólares en impuestos anuales a los condados a lo largo de la ruta, así como más de 3 mil millones de dólares al PIB de EE. UU”.

Durante el gobierno de Obama se suspendieron ambos proyectos

En noviembre de 2015 este oleoducto fue rechazado por el presidente Obama, asegurando que no favorecía los intereses nacionales, “no ayudaría a reducir los precios de la gasolina ni crearía empleos estables”, y “podría dañar el liderazgo del país en materia ambiental”.

En cuanto al proyecto Dakota Access (DAPL) a fines del año pasado la Corporación de Ingenieros de EE. UU. rechazó la solicitud de la empresa que construye el oleoducto de obtener permiso de una servidumbre, al encontrar que la agencia no había tenido en cuenta los impactos del oleoducto en la tribu Sioux.

De igual manera el Departamento del Ejército se comprometió a llevar a cabo una revisión ambiental completa del cruce del río Missouri, y evaluar sitios alternativos, lo que no pondría a la tribu en riesgo de un derrame de petróleo. Sin embargo, esa revisión ambiental sería eludida bajo la Orden Ejecutiva de Trump, permitiendo que el proyecto reanude inmediatamente la construcción.

(Luego de la firma de Trump de la orden para avanzar con la construcción de los oleoductos, la respuesta de quienes se oponen a ello no se hizo esperar).

Según una declaración del presidente de la Cámara Paul Ryan, estos importantes proyectos de infraestructura fueron utilizados por intereses especiales para promover una agenda anti-energética radical, y por lo tanto fueron detenidos innecesariamente por la última administración -en detrimento del interés nacional de Estados Unidos.

Según Ryan, estos oleoductos fortalecerán el suministro de energía de nuestra nación y ayudarán a mantener los costos de energía bajos para las familias estadounidenses.

La tribu Sioux dijo que la acción ejecutiva del presidente Trump sobre la aprobación de una servidumbre para la construcción de la tubería del oleoducto pone en riesgo de contaminar los suministros de agua de la tribu y de 17 millones de estadounidenses.

La construcción de la tubería en el proyecto “Dakota Access Pipeline” (DAPL), es parte de la construcción del oleoducto de 1.900 kilómetros que se propone para llevar más de medio millón de barriles de petróleo crudo a Bakken, Illinois, atravesando cuatro estados.

Unos 470.000 barriles de petróleo serian transportados por este oleoducto diariamente, y según la BBC proveería así de un método más económico de transportar el petróleo, que en la actualidad es enviado por tren.

Desde el punto de vista de la Tribu Sioux, “La decisión políticamente motivada de la administración Trump viola la ley, y la tribu tomará acciones legales para combatirla”, dijeron.

El oleoducto atravesaría tierras tradicionales y ancestrales de la tribu y su construcción “pone en peligro muchos lugares sagrados”, incluyendo los cementerios de sus antepasados y la fuente de agua del río Missouri, según la web de la reserva de los Sioux en Standing Rock.

Dave Archambault II, presidente de la tribu de Sioux de Standing Rock expresó que, “los estadounidenses saben que este oleoducto fue injustamente reorientado hacia nuestra nación y sin nuestro consentimiento”

“No nos oponemos a la independencia energética”, dijo Archambault II, y agregó que “nos oponemos a proyectos de desarrollo imprudentes y políticamente motivados, como DAPL, que ignoran nuestros derechos (…) y arriesgan nuestra agua”.

Por su parte, la directora del grupo ambientalista Greenpeace, Annie Leonard, manifestó según la BBC, que Trump debería enfocar sus esfuerzos en el sector de la energía limpia, donde reside el futuro de Estados Unidos.

[insert page=’tribu-sioux-de-dakota-del-norte-en-ee-uu-reclama-por-el-agua-y-la-vida’ display=’template-relacionadas.php’]

La entrada ¿Por qué son tan cuestionados los oleoductos de Dakota y Keystone aprobados por Trump? aparece primero en Últimas noticias Internacionales en español, noticias de China.

Internacionales – Últimas noticias Internacionales en español, noticias de China

Leave a Reply

Your email address will not be published.