Paulinho Bezerra llega al Fútbol Club Barcelona para reforzar a un equipo que, hoy por hoy, se encuentra lejos de su mejor nivel y del que pueden presumir sus rivales. El centrocampista brasileño promete discilina táctica y un gran espliegue físico para la medular del conjunto azulgrana. Sin embargo, para muchos seguidores azulgranas se trata de un fichaje decepcionante, y más teniendo en cuenta que el club cuenta en sus arcas con los 222 millones de euros que pagó el PSG por Neymar.

Paulinho llega de la Superliga china, un torneo menor, en el que ha mostrado algunos detalles de calidad, pero quizás insuficientes para engrosar la plantilla de un equipo de la calidad del Barça.

Hace unos meses la revista ‘Four Four Two’ en colaboración con sus lectores, eligió al brasileño como el «peor futbolista de la historia del Tottenham». «En términos de calidad-precio, Paulinho está en lo más profundo de la piscina de los fichajes caros y sin calidad. El brasileño de los 18 millones de libras empezó razonablemente bien con un tanto ganador ante el Cardiff, pero rápidamente este ‘nuevo Lampard’ se convirtió en objeto de burla», escribió el redactor entonces.

«El mayor recuerdo de Paulinho es su inolvidable ‘disparo’ contra el Burnley en 2015, que provocó auténticas escenas de incredulidad. Y en otro partido contra el Norwich controló tan mal un pase que se golpeó con el balón en la cara», recuerda el artículo de la revista, que hurga en la herida: «Algunos jugadores limitados técnicamente al menos ponen énfasis en el esfuerzo, pero incluso esto está más allá de Paulinho»
Deportes