Mike Horn, nacido en Johannesburgo, Sudáfrica, se ha convertido en el primer ser humano en cruzar la Antártida, pasando por el Polo Sur, sin la ayuda de ningún tipo de motor, únicamente impulsado por tres cometas, y en solitario. Una hazaña extrema al alcance de muy pocos.

El cruce del continente helado forma parte de un viaje más grande que llevará a este aventurero de polo a polo. Ha sido una «etapa» de 5.100 kilómetros que le ha llevado 57 días acabar y en la que ha sufrido más de un percance, como la rotura de uno de sus esquís en los primeros días de la travesía, o la pérdida de una de las cometas que le impulsaban.

Horn ha tenido que superar condiciones climáticas extremas, con frío, tormentas y vientos de gran fuerza, que en algún caso le obligaron a refugiarse en su tienda durante varios días. Sin embargo, fueron también esos vientos los que le impulsaron para llegar a hacer más de 200 kilómetros en un día.

Aún le queda por delante un recorrido a lo largo del ecuador y un viaje hasta el Polo Norte, pero de momento este popular explorador ya se ha convertido en el primer hombre en atravesar la Antártida sin motor y en solitario.
Deportes

Leave a Reply

Your email address will not be published.