“Quiero que se entregue. No quiero que maten a los demás, el islam no dice eso”, dijo la madre Younes Abouyaaqoub, principal sospechoso del ataque, en una marcha en Cataluña.

La madre de Younes Abouyaaqoub, el principal sospechoso del ataque que dejó 13 muertos en La Rambla de Barcelona, asistió este sábado a una concentración contra el terrorismo en el distrito catalán de Ripoll. “Quiero que se entregue. No quiero que maten a los demás, el islam no dice eso”, dijo la mujer, llamada Hanno Ghanim, según el diario El País de España.

A la manifestación también asistieron los familiares de Driss Oukabi y Mohamed Hychami. El primero, que se entregó la noche del atentado, ha sido vinculado al alquiler de la furgoneta usada en el ataque. El segundo, también marroquí, abatido por la Policía en Cambrils. Sus familiares afirman estar sorprendidos con lo ocurrido y creen que “ha habido una cabeza más grande que les ha lavado el cerebro”.

“No al terrorismo”. Una prima del prófugo Abouyaaqoub, identificada como Fátima Abouyaaqoud, mostró su convencimiento de que fue el imán de la localidad de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, quien manipuló a su familiar y al resto de jóvenes de la localidad presuntamente implicados en los atentados y les radicalizó.

Según medios españoles, Younes Abouyaaqoub sería el conductor de la camioneta blanca que el jueves por la tarde arrolló a más de un centenar de personas en La Ramblas de Barcelona.
“Nunca habíamos sospechados que podían hacer algo así. Llevaban una vida normal, ni imaginábamos que pudiera pensar esto”, dijo una Fátima al canal de televisión Antena 3.

Según El País, las madres de cuatro atacantes llevaron a la marcha carteles con mensajes de rechazo a la violencia. “No al terrorismo” o “no en mi nombre”.

Continúan los operativos. La policía española trataba este sábado de encontrar a Younes Abouyaaqoub uno de los últimos miembros aún fugados de la célula yihadista que cometió los atentados de Barcelona y Cambrils, ambos reivindicados por el grupo Estado Islámico (ISIS por sus siglas en inglés). Según medios españoles, sería el conductor de la camioneta blanca que el jueves por la tarde arrolló a más de un centenar de personas en La Ramblas de Barcelona.

Uno de los epicentros de la investigación se encuentra en Ripoll, un pueblo catalán de 10.000 habitantes al pie de los Pirineos. En él vivieron siete integrantes de la célula y este sábado fue registrada la casa del imán Abdelbaki Es Satty. Hasta el momento, el balance es de cinco integrantes del grupo abatidos, cuatro detenidos y tres más identificados.

Fuente: RPP

Internacional – GacetaUcayalina