Gael Monfils, próximo rival de Rafa Nadal en los octavos de final del Open de Australia, es uno de los jugadores más espectaculares del circuito, además de un extrardinario tenista. El francés es en la actualidad el número 6 del mundo, su posición más alta en el ránking, gracias a que en 2016 completó la mejor temporada de su carrera (campeón en Washington, finalista en Rotterdam y Montecarlo y semifinalista en el US Open, entre otros).

En Melbourne, donde su tope está, precisamente, en los curtos de final, está desplegando de nuevo ese tenis ágil y dinámico que tantos éxitos le ha dado. Así lo demostró, por ejemplo, en su partido de tercera ronda ante el austriaco Phillip Kohlschreiber, donde cerró un punto que se le había complicado con una exhibición de potencia y destreza, saltando a la media vuelta y golpeando un tremendo passing shot desde el aire.

No ha sido su única maravilla. Una ronda antes, ante Dolgopolov, Monfils cerró el segundo set con otra genialidad, un golpe por la espalda que sorprendió al ucraniano y forzó su error.

#AusOpen | ¡MAGIA PURA! Con este tiro se llevaba el set Gael Monfils. pic.twitter.com/AL84rmAlIU— Mundo Tenis (@mundotenis31)

19 de enero de 2017
Deportes

Leave a Reply

Your email address will not be published.