Una bandera estadounidense cuelga sobre la Bolsa de Valores de Nueva York, el 15 de septiembre de 2015. La agenda de política económica de Trump conduciría probablemente al aumento de los precios.  (Spencer Platt / Getty Images)

En empresas y mercados financieros existe un juego poderoso entre dos fuerzas opuestas y las personas detrás de ellos. Raramente se puede ver, es el enfrentamiento entre la inflación y la deflación.

La inflación significa el aumento de precios en todo. Y sus patrocinadores son las empresas, especuladores, propietarios de viviendas, así como también las personas morosas, quienes pueden pagar sus deudas con dólares más baratos.

En el lado de la deflación, o la caída de los precios, hay acreedores que pueden volver a tomar posesión de empresas que se declararon en bancarrota y tomar posesión de sus activos. Las empresas que no han invertido todo su capital pueden quitárselos de las manos con poco dinero a compradores angustiados y los que ahorran pueden comprar más con su dinero.

Los bienes raíces se benefician de la inflación y Donald Trump, como todos sabemos, es un magnate de bienes raíces. Paul Brodsky de la empresa Macro Allocation, Inc, dice que los antecedentes de Trump y su entrenamiento podrían influenciar su futura política.

“Habrá demasiado énfasis en el crecimiento del producto interno bruto nominal a través de los gastos gubernamentales… como constructor de bienes raíces, siempre ha sido ‘un señor de renombre,’ que no le han importado los pagos reales (inflación ajustada), solo los pagos que más atraigan deudas”, esta nota la escribió Brodsky para sus clientes.

En los bienes raíces, se puede hacer préstamos con intereses fijos. Entre más altos los precios y los alquileres, se incrementa más el dinero que se puede obtener.

El hierro y los precios de los metales industriales crecieron como la espuma en la anticipación de la inflación. (Capital Economics)

El hierro y los precios de los metales industriales crecieron como la espuma en la anticipación de la inflación. (Capital Economics)

Políticas inflacionistas

Tal vez no sea una coincidencia que Trump tenga políticas que casi exclusivamente caen en el campo inflacionista.

Quiere incrementar gastos gubernamentales en infraestructura (US 1 billón de dólares) e incrementar cortes de los impuestos, los cuales luego pueden conllevar altos ingresos. Al principio del corte de los impuestos, habrá un incremento en la deuda gubernamental, la cual es inflacionista.

“Los resultados significan que puede haber una gran expansión fiscal, la cual es una desventaja para los bonos por lo menos por dos razones. Primero, se aumentaría el suministro. Segundo, pensamos que principalmente elevaría la inflación en vez del crecimiento”. La firma de investigación llamada Capital Economics escribió la nota anterior para sus clientes. Desde que los bonos solo pagan impuestos fijos, ellos pierden valor si el precio general de la inflación sube.

Claro que la inflación -y el crecimiento económico- son algo que la administración previa y la Reserva Federal trataron de estimular en vano por ocho años después de la crisis económica. Hay un pequeño chance y es que las políticas de crecimiento de Trump saquen a la economía del periodo de inactividad, y la inflación sea contenida en la Reserva Federal en una taza del uno al dos por ciento.

Las otras dos políticas de Trump que incluyen la protección del comercio y la restricción de la inmigración,  y reducir la cantidad de suministros y mano de obra que por lo tanto son también inflacionistas, así como la misma cantidad de dinero persigue menos productos y trabajadores. Con el tiempo, sin embargo, la economía se puede ajustar y producir más productos nacionales y más empleados pueden ser liberados del mar de los desempleados a largo plazo. Además, el impacto inflacionista puede disminuir después de una explosión inicial.

A diferencia de los bonos, las acciones se recuperaron después de una liquidación inicial, ya que se benefician de la inflación, al menos al principio.

“Las acciones tienden a estar bien en las etapas iniciales de la inflación por las corporaciones… tienen un costo fijo bajo o han bloqueado algunos de sus pasivos a una tasa fija”, dijo James Rickards, autor de “Las guerras de las divisas”.

Pero luego la diversión para, así como también paran las acciones: “La mano de obra empieza a demandar salarios más altos, insumos más elevados, y eventualmente la inflación destruye la formación del capital”, dijo Rickards.

Bancos neutrales

Los bancos prestan y piden prestado dinero, entonces la inflación los impacta menos pero se benefician del alza de los impuestos, lo cual incrementa sus ganancias.

Una razón por la cual les fue mejor que a otras acciones es por la especulación de que Trump intentará reemplazar a Janet Yellen de la dirección de la Reserva Federal, dijeron los corredores de bolsa de P.D Shah. “Las finanzas estuvieron particularmente bien, así como los inversionistas ven el incremento de la emisión creciente de la deuda y así como el nombramiento de una nueva presidenta en la Reserva Federal que será sin duda más agresiva que la actual”.

¿Qué pasa con el oro? El oro, que normalmente actúa como una cobertura de inflación, disminuyó su valor en los días después de la elección luego de un breve pico inicial. Sin embargo, se vuelve menos valioso a medida que la economía se recupera y la productividad aumenta.Tal vez el mercado financiero cree que las reducciones de impuestos y las políticas de desregulación de Trump pueden hacer precisamente eso.

La entrada Las políticas de Trump pueden conducir a la inflación aparece primero en Últimas noticias Internacionales en español, noticias de China.

Internacionales – Últimas noticias Internacionales en español, noticias de China

Leave a Reply

Your email address will not be published.