La esquiadora estadounidense Lindsay Vonn tiene un palmarés excepcional, con un Oro Olímpico, dos Campeonatos del mundo o cuatro clasificaciones generales de la Copa del Mundo de esquí alpino entre otros logros, pero a sus 32 años también tiene un importante historial de percances y lesiones.

La última se la produjo durante los entrenamientos en Colorado, cuando se fracturó el húmero del brazo derecho, lo que la ha obligado a pasar por el quirófano.

Vonn, compartió una vez más su sufrimiento en las redes sociales con una fotografía en la que muestra su aparatosa herida ya después de la operación, algo que hizo ya en anteriores ocasiones, como cuando enseñó cómo le había dejado la mano uno de sus perros, o cómo le drenaban los médicos una rodilla para poder participar en una competición.

La popular esquiadora quiso acompañar la impactante fotografía con un agradecimiento para todos lo que se habían preocupado por ella y le habían enviado muestras de afecto: «Estoy frustrada por este último incidente, pero al menos mis rodillas están bien y volveré a las pistas lo más pronto posible, como siempre hago. Gracias por las muestras de cariño y apoyo, significan mucho para mí».

Gonna need a lot of cocoa butter to get rid of this scar… 😕 pic.twitter.com/oIQGfVIYmk— lindsey vonn (@lindseyvonn)

13 de noviembre de 2016
Deportes

Leave a Reply

Your email address will not be published.