Lima.- El Gobierno busca consolidar el control territorial efectivo en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), aseguró el ministro de Defensa, Jorge Nieto, al subrayar que la lucha contra los remanentes terroristas en la zona seguirá siendo constante y rigurosa.

Sostuvo que si bien el fenómeno de la subversión en el Vraem se ha reducido en su forma militar, su sector se mantiene vigilante y en constante coordinación con la Policía Nacional del Perú para hacer frente a la asociación que existe entre el terrorismo y el narcotráfico.

“Estamos tratando de consolidar un dominio efectivo territorial en el Vraem y eso supondrá, seguramente, enfrentamientos en algún momento, porque todavía quedan reductos de la época del terror […]. Estamos en el esfuerzo de pacificar y controlar, efectivamente, el territorio”, remarcó.

No bajarán la guardia
Nieto indicó que los elementos terroristas con presencia en el Vraem han abandonado su proyecto de instaurar formas de poder mediante el terror y se han aliado al narcotráfico, dando paso al fenómeno del narcoterrorismo, frente al cual –aseguró– el Gobierno no bajará la guardia.

“Ese es otro elemento que tenemos en la zona y nos esforzamos por apoyar a nuestra Policía en el combate al narcotráfico. Estamos permanentemente vigilantes y tratando de controlar el conjunto del territorio para resolver el problema”, comentó a la Agencia Andina.

En su opinión, el Vraem tiene enormes posibilidades de impulsar proyectos productivos y de desarrollo a favor de su población, así como planes de lucha contra la anemia y la desnutrición infantil, cuya implementación es evaluada incluso con algunas organizaciones religiosas.

En el Vraem existen más de 18,000 hectáreas sembradas de coca, pero aún no se ejecuta la reducción de los cultivos ilícitos debido a la presencia de remanentes terroristas.

Nieto puso en relieve que uno de los principales esfuerzos del Gobierno apunta a consolidar opciones de desarrollo para la población del Vraem, mediante acciones como la instalación de puentes y mejoramiento de caminos y carreteras.

“Hemos instalado 26 puentes para comunicar a las comunidades de la zona y hemos reparado cientos de kilómetros de carreteras”.

Cultivos ilegales
El Proyecto Especial de Control y Reducción de Cultivos Ilegales en el Alto Huallaga (Corah) del Ministerio del Interior (Mininter) alcanzó, esta semana, las 12,980.57 hectáreas de coca erradicadas, en los ámbitos cocaleros de Ucayali, Aguaytía y Tingo María (Huánuco).

Los cultivos ilegales estaban destinados a la producción de droga que abastece al narcotráfico que opera en esas regiones del país.

Solo entre el 11 y 13 de agosto, las operaciones antidrogas reportaron la eliminación de 386.40 hectáreas de coca ilegal en 18 lugares ubicados en las regiones de Ucayali y Huánuco, como Pucallpa, Campo Verde, Neshuya, Padre Abad, Aucayacu, Cachicoto, Curimaná e Irazola, entre otros.

El Corah también reportó la destrucción de 8,839 almácigos de hoja de coca.

Politica – GacetaUcayalina