Tal y como se manejan algunos en el ámbito de la política internacional, y cuando la «especie hipster» parece en retirada, podría creerse que el macho alfa es una especie omnipresente. Sin embargo, sociólogos y expertos en tendencias y estilos de vida a este y al otro lado del océano apuntan otros modos, bastante más moderados, que han encajado en tres categorías: yuccies, fitsters y metroespirituales. En España, la socióloga Berta Segura (DMentes) ha reunido estos tres patrones en un estudio que ha llamado «La nueva masculinidad», en el que trata de demostrar su teoría: «Si en el pasado la idea de virilidad se construía a través del éxito y el poder, hoy el hombre prefiere que sean sus pasiones, hobbies y estilo de vida lo que le definan».

Yuccies. El panorama estético actual parece estar encabezado por los yuccies (young urban creative o «jóvenes urbanos creativos»), hombres preocupados por el desarrollo de su creatividad y talento, de estilo cómodo y cosmopolita. «Son en su mayoría emprendedores, tecnológicos, que van siempre minimalistas y a la última, y cuyos referentes estilísticos los encarnan Ryan Gosling, Ryan Reynolds o Robert Pattinson». Daniel Siciliano, el estilista del salón Blow Dry Bar Madrid, añade que el yuccie «cuida al máximo su imagen, pero con un toque discreto. El pelo lo lleva corto, jugando con el largo o forma del flequillo. Y lleva barba de diseño». «No le gusta que asomen las canas y es cada vez más habitual que pida un tinte capilar», añade Patrick Phelippeau, director de marca de Jean Louis David y Franck Provost.

Justin Bieber, icono de los fitsers: cultiva músculos y se perfila las cejas- GTRES

Fitsers. Son asiduos al gimnasio y a escaparates digitales como Instagram: les obsesiona mostrar un cuerpo con músculos definidos y perfectamente depilado, como el del actor Vin Diesel o el cantante Justin Bieber. David Siero, ganador en los Premios de la Peluquería Española, cuenta que los adeptos a esta tribu «buscan looks que les definan como gente a la última». Y Massimo Morello, style master para Europa de Kevin Murphy, añade que «al pertenecer a una “generación selfie”, van a la peluquería 2 o 3 veces al mes, se cuidan la piel, se definen y tiñen las cejas…».

Juan Carlos Rodríguez, del centro de estética masculino Júcaro, cuenta que los servicios estrella para los fitsers patrios son la higiene facial y la manicura, pedicura. Y en la Clínica Henao de Bilbao aseguran que eliminar cualquier pelo del cuerpo es su obsesión, siendo la depilación láser lo más solicitado, seguido de los tratamientos de remodelación corporal (mesoterapia, LPG…). Les gusta muscularse en centros de alto rendimiento y en su bolsa de deporte no faltan los geles reductores abdominales, que les ayuda a combatir la grasa localizada de la cintura.

El metroespiritual Richard Gere, junto a Alejandra Silva, su novia española- GTRES

Metroespirituales. Tienen reminiscencias hippies, aunque con aspecto más cuidado. La práctica del yoga es habitual y optan por la comida orgánica. El icono es el veterano Richard Gere, aunque Ashton Kutcher es otra referencia. Como dice Massimo Morello, «les gusta cuidarse con las herramientas que da la tierra y productos que no han sido testados en animales y procedentes de cultivo sostenible». En el centro de depilación con hilo Sundara cuentan que quienes siguen esta estética piden la depilación con caramelo (o sugaring), una mezcla de agua, azúcar y limón, que se aplica tibia Además, practican bowspring, modalidad de yoga «increíblemente terapéutica para la espalda lumbar, el cuello y los hombros», indica Rocío Megia, profesora de esta disciplina.
Belleza