Quizás solo se hizo con ella como recuerdo de un épico partido en el que su propietario, Tom Brady, hizo historia, pero quien robó la camiseta del popular «quarterback» de los Patriots ya sabe que si quiere ponerla a la venta tendría un valor de medio millón de dólares.

Así lo establece un informe de la Policía de Houston, que sigue la pista a la prenda de la estrella de la NFL, desaparecida del vestuario de los Patriots mientras estos celebraban la victoria en la LI Super Bowl en el césped del «NRG Stadium».

«La puse en mi maleta y salí un momento, cuando regresé ya no estaba ahí», explicó tras el partido el propio Brady, con el que el propietario de los Patriots bromeó en el mismo vestuario: «Búscala en Internet».

Para el «quarterback» se trata de una «situación lamentable porque es una buena pieza de recuerdo», al tiempo que solicitó que «si llega a aparecer a la venta en eBay, o en alguna parte, avísenme, así le puedo seguir la pista».
Deportes

Leave a Reply

Your email address will not be published.