Fitbit adquiere Pebble y fortalece su posición en el mercado

Fitbit anuncia la adquisición de Pebble, el fabricante de relojes inteligentes. La cifra de la operación se estima inferior a 40 millones de dólares. La compañía discontinuará todos los productos previos de Pebble.

Fitbit anunció oficialmente la adquisición de Pebble, el fabricante de relojes inteligentes y dispositivos wearable que cosechó un gran éxito gracias a la plataforma de crowdfunding Kickstarter. Se confirma así la exclusiva de The Information publicada el uno de diciembre.

Según Bloomberg, la cifra de la operación es inferior a 40 millones de dólares y fue cerrada entre ambas compañías el seis de diciembre. Con este movimiento, Fitbit se apodera de la plataforma de software desarrollada por Pebble para dispositivos wearables —smartwatches, especialmente—.

Recientemente, Pebble lanzó Pebble 2, Pebble Time 2 y Core, tres nuevos dispositivos wearables con un gran énfasis en la salud y el fitness. Tras la adquisición por parte de Fitbit, la compañía dejará de operar de forma independiente y discontinuará todos sus productos.

Propuestas como el Apple Watch Series 2 y el Samsung Gear S3 amenazan su mercado potencial. Con la adquisición de Pebble, Fitbit gana tracción para desarrollar productos capaces de rivalizar con Samsung o Apple.

Aquellos usuarios de Kickstarter que apoyaran algún producto de Pebble y no hayan recibido el producto, recibirán un reembolso completo durante los próximos días. Asimismo, la web de Pebble dejará de aceptar nuevos pedidos de sus dispositivos y la garantía de los dispositivos Pebble ya vendidos quedará invalidada.

Con la adquisición de Pebble, Fitbit fortalece su equipo de desarrollo y su posición en el mercado de los wearables, pese a las dificultades que está encontrando esta industria para crecer a un ritmo apropiado. De hecho, según IDC, “los smartwatches continuarán teniendo dificultades a corto plazo”.

Paralelamente, Fitbit ha sufrido dificultades para mantener su crecimiento a medio y largo plazo. Propuestas como el Apple Watch Series 2 o el Samsung Gear S3 amenazan su mercado potencial y ponen en duda la viabilidad de su modelo de negocio. Con la adquisición de Pebble, la compañía gana tracción para desarrollar y ofrecer productos capaces de rivalizar con las propuestas de Apple y Samsung.

Hipertextual

Leave a Reply

Your email address will not be published.