En el minuto uno del tercer cuarto del Bilbao Basket-Real Madrid,
Luka Doncic ha vuelto a dejar una jugada para la historia. Frente a su marca, el serbio Dejan Todorovic, y a un metro de la línea de 6,25, hizo un amago tan bueno que provocó la caída de su defensor, tropezado por sus propias piernas, y un triple lleno de magia de la estrella blanca. Una canasta soberbia, otra más, del nuevo genio del baloncesto europeo.

Breaking ankles. @luka7doncic https://t.co/CKbY9L4Jqo— David Sardinero (@davidsardinero)

11 de diciembre de 2016
Deportes

Leave a Reply

Your email address will not be published.