De nombre Alexa, de apellido victoria

Alexa es una de las grandes victorias del CES 2017. De forma silenciosa, el asistente virtual de Amazon ha logrado hacerse hueco en automóviles, smartphones, neveras y robots para el hogar.

En 2014, Amazon presentó su primer dispositivo de hardware más allá del Kindle: el Echo. Aquel altavoz para el hogar llegó con un asistente virtual bautizado como Alexa, capaz de realizar más de 6.000 acciones diferentes e interactuar con otros elementos y servicios. El producto era bueno, pero limitado.

David Pierce, de hecho, afirmaba en su reseña para The Verge lo siguiente:

El Echo necesita ser más potente y necesita que otras aplicaciones lo soporten.

En los puntos negativos del producto, también reclamaba la necesidad de un ecosistema más allá de los productos de Amazon. Necesitaba nuevos formatos, nuevos amigos y nuevas aplicaciones que expandieran sus horizontes. La idea y el trabajo de Amazon con Alexa, eso sí, ya eran excelentes.

Meses más tarde, Amazon anunció la “apertura” del sistema Alexa. Lo hizo, entre otras vías, mediante las Skills; y con ello parte de la magia que reclamaba David Pierce en su reseña comenzó a materializarse. Servicios como Spotify anunciaban su compatibilidad con el sistema Alexa y múltiples productos inteligentes para el hogar ya eran capaces de comunicarse e integrarse con la plataforma cloud de Amazon.

amazon-echo

Casi sin saberlo, Amazon había dado con la gallina de los huevos de oro. Su asistente por voz —mucho más propicio de usar en un entorno cerrado e íntimo como el hogar— atraía a usuarios y fabricantes como el nexo de ese hogar conectado que ya comienza a ser una realidad. Alexa parece, en cierto modo, el Android de los asistentes por voz: está en todas partes.

El éxito de Alexa durante el CES es indudableDurante el CES 2017 esa sensación no ha hecho más que confirmarse. LG, Ford y Huawei llevarán Alexa a sus neveras, vehículos y teléfonos móviles, respectivamente. Samsung, Whirpool y otros fabricantes de electrodomésticos, paralelamente, harán compatibles sus productos este sistema. Todos quieren llevarse bien con Alexa.

Google, en cambio, no ha hecho ningún amigo durante el CES. Su alternativa, Google Home, no ha conquistado corazones durante la feria. Las razones son diversas, pero se agrupan en una: Amazon lleva la delantera. La lleva en apertura a terceros, en desarrollo de producto y en visibilidad. Otra cosa es cuánto les dure.

Hipertextual

Leave a Reply

Your email address will not be published.