Los familiares de Miguel Alejandro Quiroga Murakami, piloto boliviano del vuelo de la aerolínea Lamia que se estrelló en Colombia, pidieron perdón luego del accidente producido el lunes en la noche dejando un saldo de gran parte del plantel del club Chapecoense, dirigentes, periodistas y miembros de la tripulación del avión.

TE PUEDE INTERESAR: Chapecoense: El dramático audio entre torre de control y pilotos del avión
Según mencionaron, el piloto de la empresa LAMIA “hizo hasta lo imposible” para resguardar la vida de la tripulación, de los periodistas y de los jugadores del club brasileño que viajaban a Colombia para disputar la final de la Copa Sudamericana.

“Miki amaba la vida y no tenemos duda de que hizo hasta lo imposible para salvar a todos y, como familia, nos solidarizamos con el sufrimiento de cada una de esas vidas y pedimos perdón por el accidente”, dice el texto que escribió a través de WhatsApp el exsenador opositor exiliado en Brasil, Róger Pinto.

El piloto que radicaba en la pequeña localidad brasileña de Epitaciolandia (Acre), estaba al mando de la aeronave Avro Regional RJ85, que se accidentó el lunes por la noche por falta de combustible.

Deportes

Leave a Reply

Your email address will not be published.