La expareja pone a la venta el castillo en Correns que adquirieron en 2012.

bradanjoli

El divorcio de Angelina Jolie y Brad Pitt ha sido una de las noticias más comentadas del año. Meses después de la filtración de la noticia, Brangelina vuelve a las cabeceras de la prensa rosa con la venta de su castillo en Correns, Francia, lugar que fue testigo de la romántica boda.

La revista estadounidense US Weekly confirmó que la mediática pareja puso a la venta su mansión en el país europeo. Esta es la primera de las propiedades adquiridas tras el matrimonio que serán puestas a la venta.

“La casa ha sido tasada y va a ponerse en el mercado en cuestión de días”, dijo una fuente a la publicación.

Chteau Miraval tiene en su propiedad un viñedo, en el que se elabora vino rosado. Hasta el momento, las botellas que se elaboran allí llevan unas etiquetas que incluyen los nombres de ambas estrellas de Hollywood.

“En la actualidad, aparece Jolie-Pitt en las botellas de Chteau Miraval y el lote de la próxima temporada tendrá una nueva etiqueta sin ningún nombre”, contó el informante.

Según cuenta la revista, la intención de la expareja es vender todos los bienes en común y repartir equitativamente el dinero obtenido por la venta.

Como se recuerda, Angelina Jolie y Brad Pitt compraron la mansión en 2012 por cerca de 60 millones de dólares y fue el lugar elegido para celebrar su boda en agosto de 2014.

En terapia. Angelina Jolie y sus hijos comenzaron las sesiones de terapia tras el divorcio de la actriz y Brad Pitt, informó este miércoles la revista People.

Tras la disolución de uno de los matrimonios más populares de Hollywood, una fuente cercana a Jolie aseguró que la intérprete “se mantiene fuerte por sus hijos”, aunque también indicó que la ruptura de la pareja ha sido “una situación traumática”.

“Ella hizo lo que sintió que tenía que hacer para proteger la seguridad de los niños”, apuntó otra persona próxima a la actriz.

 EFFE

Hollywood – GacetaUcayalina

Leave a Reply

Your email address will not be published.