Se acabó el turrón. Según un estudio llevado a cabo por la empresa líder mundial en adelgazamiento Weight Watchers, un 35 por ciento de los españoles inicia una dieta hoy, el día después del roscón. Los datos de ese estudio estiman que el 53 por ciento de los españoles habrá engordado una media de 2 a 5 kilos durante las Navidades, y que la báscula de otro 26 por ciento marcará entre 5 y 10 kilos de más. Y ha llegado el momento de meter la marcha atrás. Los expertos aconsejan huir de las «dietas milagro» y adoptar hábitos de vida saludables que nos hagan rebajar entre 500 gramos y un kilo por semana, no más, para evitar el efecto rebote y minimizar la pérdida de masa muscular. «Las dietas muy restrictivas resultan desmotivadoras y desencadenan elevados índices de fracaso», advierte Yolanda Jiménez, nutricionista de entulinea (así se conoce a Weight Watchers en España). «Hay que adoptar una que se adapte al estilo de vida (y gustos) de cada uno y marcarse objetivos realistas». Este punto es clave ya que, según otro trabajo de la Universidad de Scranton, sólo el 10 por ciento de la población cumple con sus propósitos de año nuevo, y el resultado son sentimientos de frustración y culpa.

¿Cómo lograr ser la mejor versión de nosotros mismos sin fracasar en el intento? Según Lola García, experta en nutrición de SHA Wellness Clinic, en lugar de sentirnos culpables por no alcanzar nuestros objetivos a la perfección, deberíamos premiar más nuestros pequeños logros, para así motivarnos y continuar luchando por alcanzar nuevas mejoras. «Una vez empecemos a introducir en nuestro día a día alimentos que nos proporcionen energía, y tomemos conciencia de que nos sentimos mejor gracias a ellos, iremos dejando de lado poco a poco aquellos que nos perjudican», asegura. «Empecemos por realizar pequeños cambios en nuestras vidas, nada drástico, para que podamos mantener esos cambios a largo plazo», añade.

Agua con limón
Cambios tan sencillos como iniciar el día con agua tibia con limón (libera al organismo de toxinas, activa el metabolismo y fortalece el sistema inmune), sustituir los productos refinados por sus equivalentes integrales y ecológicos, tomar infusiones (desintoxican el hígado, hidratan el cuerpo y reducen los niveles de colesterol), y remplazar los snacks industriales por frutos secos, cereales integrales, batidos o fruta. «Y añadir cúrcuma a las sopas, arroces, pastas y salsas. Es la reina de las especias, y su larga lista de propiedades hacen de ella una medicina natural», añade. ¿Con tan poco, alcanzaremos el peso idóneo? «Poco a poco sí y además, tendremos más energía, estaremos de mejor humor (como resultado de un nivel de glucosa equilibrado en sangre), reduciremos la acidez, mejoraremos la digestión, dormiremos más y mejor, iremos regularmente al cuarto de baño, se potenciará nuestra memoria, circulará mejor la sangre e incluso seremos más fértiles», defiende esta especialista.
Belleza

Leave a Reply

Your email address will not be published.